Radar: Jornada de Electrónica Experimental: Oren Ambarchi / La Orquesta Silenciosa / Christian Galarreta

Por Oscar Adad

El clima estuvo a punto de arruinarlo todo: Una molesta llovizna que no cesaba obligó a cancelar el set del peruano Christian Galarreta. El retraso de cerca de una hora hacía pensar que ni La Orquesta Silenciosa y mucho menos el australiano Oren Ambarchi subirían al escenario, la cosa no se veía nada bien.

Foto: Bendedicte Desrus / Festival de México

Foto: Bendedicte Desrus / Festival de México

Finalmente la lluvia amainó, el público con paciencia esperaba que se reanudaran las acciones y la Orquesta Silenciosa fue la encargada de hacerlo.

El proyecto comandado por Manrico Montero es uno de los más atractivos dentro de la música experimental en nuestro país. Conjunta a músicos surgidos de la academia, improvisadores y artistas visuales quienes a través de instrumentos acústicos, eléctricos y lap tops crean atmósferas de sutileza visual y sonora.

Foto Benedicte Desrus / Festival de México

Foto: Benedicte Desrus / Festival de México

Sin embargo, en esta ocasión, La Orquesta Silenciosa parece ser que no tuvo su mejor noche. Los pedales de Julio Clavijo en la guitarra, la viola de Alex Bruck, los procesos digitales de Montero en su lap top no cuajaban del todo. Había algo en la Orquesta que no permitía colapsar el ruido y dar paso a la delicadeza del sonido.

La banda se notaba fuera de foco y fue ahí donde la cellista Maria Lipkau realmente tomó al silencio como un aliado. Lipkau miraba a cada uno de sus compañeros, escuchaba su entorno y a partir de ahí ofrecía su sonido, lamentablemente los demás integrantes del ensamble estaban tan ensimismados en sus instrumentos que no percibieron el mensaje de la cellista. Si tan sólo se hubieran remitido un poco al nombre de la banda las cosas hubieran sido distintas.

Oren Ambarchi

El australiano Oren Ambarchi era para esa noche el plato fuerte. Si el escucha está familiarizado con el discurso del guitarrista sabe a qué atenerse. Oren es un músico que apuesta por la contemplación en su sonido. Repetición, espacios abiertos y frecuencias bajas son las materias primas con las que Ambarchi crea un lectura que va más allá de lo acústico para convertirse en una experiencia física.

Foto: Benedicte Desrus / Festival de México

Foto: Benedicte Desrus / Festival de México

El set de Ambarchi fue con dosis más altas de elementos sonoros que a las que nos tiene acostumbrados. Para los fans que esperaban sonidos a la Grapes from the Estate, quizá no haya sido del todo convincente. A pesar de ello el australiano consiguió ensamblar una estructura sónica a través de su guitarra procesada que invitaba al escucha a llegar al estado contemplativo. Muchos sonidos, sí; pero también muchos espacios. Eso hay que agradecerle.

Lo que habría que reprocharle es su poco tiempo en el escenario. Parecía que tenía la mesa puesta para una pieza más, había allanado el camino, la audiencia esperó pacientemente, pero al final de lo que parecía ser la mitad de su presentación, se despidió y abandonó el entarimado. El motivo, sólo él lo sabe.

2 Comments to “Radar: Jornada de Electrónica Experimental: Oren Ambarchi / La Orquesta Silenciosa / Christian Galarreta”

  1. Xavi 7 April 2009 at 9:36 pm #

    ¡Qué buena reseña! Quiero escuchar más música de todos.

  2. antonio 8 April 2009 at 11:43 pm #

    qué onda, con tu reseña